INFORMACIÓN

El lunes, 13 de noviembre de 2017

 Estimados Compañeros PEA y visitantes,

 

La última sesión de «visión compartida» para los practicantes demostró que estos retiros ya no son necesarios y que ahora podemos estar en la meditación de la presencia.

 

Por lo tanto, decidí dejar de animar las co visiones para abrir el camino hacia retiros individuales. Durante un retiro de una semana, en noviembre en particular, habrá retiros individuales y tiempos de meditación/contemplación en grupo cada día y siempre centrados en la Presencia.

 

Cómo no, el trabajo básico y de profundización de la pea prosigue, tal como las estancias y los retiros.

 

También, gracias a Leila recién contratada y encargada de la comunicación, este año, vamos a poder ofrecer una actualidad regular, bajo la forma de news letter, abriendo una página facebook que os invito a visitar de ahora en adelante. 

 

Según lo previsto, pronto los libros estarán en Internet.

 

En cuanto a la traducción del sitio web en otros idiomas, estamos reflexionando al respecto.

 

¡Por supuesto, cualquier comentario, cualquiera pregunta son bienvenidos !

 

Eso es todo de momento... Que cuidéis de vosotros mismos y de todos.

 

Anne-Marie

MIRADA INTERIOR

El viernes, 16 de diciembre de 2016

Ya está ¿estáis listos con lo que va a seguir? A ver dónde nos va a guiar la PEA hoy ...

Pues … Sí !... Os decía que tenemos que mirar en el interior de nosotros mismos los resultados producidos, o no producidos, a través de la escucha del otro, y que hace falta autenticidad durante este proceso.

Resulta imposible acompañar al otro hacia su sanación, su liberación, o a lo mejor hacia un mejor estado del ser si nosotros mismos no hemos realizado nuestro propio camino en este sentido. ¡Claro está! ... ¡Es que no son palabras huecas!

Esto no significa que somos seres realizados, sino que nada más estamos en el camino, que hemos empezado a abrirnos a nuestro propio camino y que tenemos alguna experiencia que ofrece la posibilidad de acompañar a alguien que lo desea en el descubrimiento de sus propios recursos y modos de resolución. Es lo que hemos denominado el papel de los mayores.

¡C. Rogers expresa esto con mucha benevolencia! Una vez que hemos aclarado un mínimo lo que sentimos, nuestros modos de funcionamientos emocionales, nuestras maneras de ser o de no ser en la relación y en la forma de relacionarnos,  cuenta cómo crear un espacio para comunicar de modo empático con alguien, sea quién sea, por supuesto, ya que no le tenemos ningún juicio de valor.

Las personas que son hoy veteranos de la PEA saben claramente cómo eso ocurre: a lo largo de las heridas y de los sufrimientos visitados, curados, sanados paulatinamente, se han acostumbrado a la vulnerabilidad, a su vulnerabilidad, a su fragilidad interior. Sin complacencia sino con dulzura y determinación, han visto cómo se tejía esta sensación con discernimiento y cariño para con ellos, para con la persona herida en su interior. Así es cómo el corazón se abre y reconoce también la persona herida en los demás. Así es cómo nace el movimiento empático.

Incluso diría hoy que no es el movimiento empático que nace, sino la conciencia clara de sentir empatía para los demás y que nos permite acoger al otro como es, sin juzgarle, porque este «como es» intenta nada más proteger y curar las heridas que tiene. Esto significa que, desde siempre, la empatía existe en cada uno pero está cubierta de velos, de sufrimientos. A lo mejor, hay una semilla de empatía en cada persona y según su camino, su existencia, sus propios movimientos existenciales (tendencias), su pictograma kármico etc... La semilla crece o queda más o menos en el mismo estado.  

¡¡¡Aquí estamos: no juzguemos!!! Es lo que denomina « neutralidad benevolente ».

La neutralidad benevolente tiene que ver con el mecanismo de proyección y este mecanismo con el apego. C. Rogers describe cómo deja al otro lo que le pertenece, cómo tiene conciencia de sus propios mecanismos, cómo le saltan a la vista y cómo no se deja arrastrar. El discernimiento es presente e influye en la escucha a nivel interno, como un movimiento instintivo que acompaña la relación. Practicó atención y observación y así es cómo el movimiento aparece instintivo.

El dejar fluir interviene una vez que se ejerció el discernimiento: o de modo casi simultáneo, o de modo simultáneo...

 

Cuando es de modo simultáneo, a pesar de todo queda presente aún un movimiento de apropiación de lo que el otro vive, cuenta, siente pero, en seguida, uno lo ve, lo deja o mejor dicho lo suelta, lo disuelve.

Bien lo sabemos en la práctica: si es necesario dejar fluir es porque antes había una actitud de tomar, es decir agarrar, apropiarse.

 

Si lo queréis, tomemos el tiempo de volver en el tema de la apropiación tal como la PEA lo plantea hoy día.

Desde el nacimiento del bebé humano, se observa el reflejo de agarre. Cuando uno da el dedo al recién nacido, lo agarra. Es lo que denominamos el reflejo de agarre.

Este reflejo continua existiendo con la tendencia de agarrar todo lo que está a nuestro alcance y así seguimos este movimiento toda la vida. Por ejemplo: vemos algo nuevo y bonito y nos acercamos para agarrarlo, tocarlo. Incluso hay tiendas en las que se nos piden que no toquemos, tan frecuente y «natural» es esta conducta para nosotros. Necesitamos tocar para saber si un objeto nos conviene o, sencillamente, para conocerlo.

El tacto pertenece a nuestros modos de aprensión, olfateamos, olemos, miramos, escuchamos, probamos si hace falta y tocamos. Todos nuestros sentidos se ponen en marcha cuando algo se produce, surge o ocurre.

Cuando uno ve, siente etc... y eso a menudo va rápidamente, uno toca, agarra el objeto a descubrir y, cuando digo objeto puede ser tanto una persona como una emoción, un sentimiento, una situación ... Tocamos como un reflejo, agarramos... Nos agarramos, a veces como el niño que agarra el pelo y que se los enreda entre sus dedos. Es casi como un reflejo y eso vale para todo lo que se produce alrededor de nosotros, para todo lo que surge.

Entrenándonos en nosotros mismos y en estos aspectos, descubrimos que hay un lapso de tiempo, al principio muy corto pero visible y poco a poco más distinto, en el que tenemos la elección de agarrar o de soltar.

Observad a qué punto estamos en algo que se asemeja a un reflejo de agarre desde nuestro nacimiento y cómo forma parte de nuestro pictograma kármico de ser humano, de nuestro arsenal, de modo que ni siquiera pensamos en poner en tela de juicio este funcionamiento, y menos aun en abandonarlo... excepto cuando empieza a ocasionarnos sufrimiento.

 

El resto de esta presentación no es larga, pero me parece apropiado, en este momento preciso, dejar espacio para la reflexión sobre este reflejo de agarre, de toma. Vuestros comentarios, preguntas, dudas, etc. son bienvenidos.

 

Anne-Marie

 

CONOCIMIENTO INTUITIVO

El 1 de mayo de 2016

 Carl Rogers es un psicólogo americano, nacido al principio del siglo XX. Encontrarás informaciones en Internet y en particular en wikipedia.

Seguramente, habrá repeticiones pero quizás no sean inútiles...

Pues, conforme va ayudando y acompañando a los pacientes, que prefiere nombrar clientes (veremos por qué), Carl Rogers acabó por definir una actitud de acompañamiento y una metodología de la relación de ayuda en psicoterapia. Es lo que denominó la no directividad porque este método se centraba en el descubrimiento propio del camino personal del cliente a través de la aclaración:

- de los motivos y de los mecanismos de su sufrimiento, 

- de sus elecciones,

- de sus valores, de sus riquezas y recursos,

- de su dinámica interna de resolución de los sufrimientos.

 

¿Cómo acompañar al otro sin recurrir a nuestro propio sistema de valores, de pensamientos, de existencia, sino ayudándole a clarificar el suyo, hasta encontrarlo, a cuestionarlo, a sentirlo etc...?

¿Cómo caminar con la persona afligida acompañándola en el descubrimiento de sus propios recursos sin darle nuestras propias respuestas o nuestras proprias interpretaciones o comprensiones?

Le empatía es esta capacidad de sentir a través de lo que es el otro, desde su marco de referencia y no desde el nuestro, y sin ningún juicio, sin dar el mínimo juicio.

 

Maravilloso, ¿no os parece? ¡Qué homenaje tan bello se ofrece al otro! ¡Qué consideración tan auténtica! ¡Y qué acogida!

¡Ningún a priori ni a posteriori! Sólo la acogida de lo que es, sólo el encuentro atento de lo que es, de lo que siente, de lo que vive, sin el mínimo juicio. ¡Lo ideal para dejar sus maletas un tiempo! 

 

En nuestro modo de trabajar, eso significa: sin ninguna proyección, sin ningún agarre: lo que emana, lo que dice etc... le pertenece y sólo estoy aquí para acogerle con benevolencia y autenticidad, con la consideración de su singularidad, con todo el interés que siento, y a la vez con la consideración sensible de nuestras similitudes porque ambos somo seres en el samsara, buscando la felicidad, la libertad, hasta tal vez la sabiduría.

Esta sensibilidad intuitiva y «sabia» a lo que el otro siente, vinculado, como lo veremos, a un arrebato benevolente, es lo que permite estar en el intercambio con él.  Pero no basta.

Recuerdo un periodo, no tan lejano, en el que volví a encontrar objetivos míos en los cuales deseaba que el otro se sane como yo me lo imaginaba, y insidiosamente me desvié de la no directividad ¡¡¡ y usaba cualquier tipo de estrategias, encima más o menos hábiles, para llevarlo hacia lo que me parecía ser su resolución, su sanación!!! ¡¡¡Buh!!! Afortunadamente que este periodo no duró mucho tiempo y que algunas personas supieron mostrármelo ... seguía sintiendo empatía pero era al servicio de mis expectativas.

¡Un día, por fin, acepté la impotencia! ¡Uf! ¡¡¡No ser Dios es un gran alivio!!! Cuando se acepta la impotencia, cuando uno acoge tranquilamente el no saber, ahí es cuando uno está listo para el encuentro.

Todo esto lo sabía, ya lo había vivido. Sin embargo, a veces, es necesario volver a pasar por algunos ciclos de nuevo para ampliar el camino y el discernimiento... ¡Es cierto que no es sencillo ni fácil ser testigo de algunos dolores y sufrimientos, o de algunos mecanismos de sufrimiento y ver que la persona no se dirige hacia la sanación! Tal como la concebimos... Incluso con la impresión de que está encerrada en esos mecanismos...

Como lo sabéis, ahí intervienen el PTT y el PC.

PTT: pequeño testigo tranquilo. PC: presencia contempladora.

Con ellos, nos volvemos a acercar al tema de la no directividad tal como C.Rogers lo cuenta, ya que habla de esta necesidad de ser auténtico para acompañar al otro sin interferir. La autenticidad empieza con uno mismo para luego ofrecerla en la relación. La acompaña la atención, la observación estable a lo que siento, a lo que soy en el instante, en el aquí y ahora. Es lo que denominamos el PTT, recurso nemotécnico. El PTT permanece a cierta distancia de la interioridad, le pueden influenciar algunas presiones internas y externas, algunos retos... Al ejercer el discernimiento en esas presiones y en esos retos, el espacio se va creando para el PC que contempla sin ningún juicio; y no hay juicio porque no hay reto en este momento preciso.  Podemos acoger nuestra realidad con benevolencia, tranquilidad y con la lucidez de la que somos capaces de tener en este instante. Contemplación, discernimiento, lucidez en el instante, conciencia plena, presencia contempladora...

 

¡Es lo que propone C.Rogers y del que habla muy bien en una de sus obras cuyo título no recuerdo a la hora en la que os escribo! No habla de PTT ni de PC, sino de discernimiento, de ser consciente de lo que uno sienta, de lo que está en juego interiormente, de verlo con lucidez y de acogerlo sin juzgarlo. Establecer esta relación consigo mismo es lo que permite establecerla luego con el cliente. Y es lo que declina y cuenta a través de relatos de situaciones en los que experimenta consigo mismo y de situaciones de entrevistas terapéuticas.    

 

Sólo algunas palabras más, antes de dejar esas primeras páginas: podéis imaginar que esta actitud, en la que el otro se siente acogido en lo que es, en su libertad, en la confianza, e incluso en la certeza que tiene las cualidades de discernimiento y de lucidez, y que sólo «basta» con ofrecer el espacio en el que puede expresarlas, dejarlas desplegarse, manifestarse, ha encontrado una escucha más que favorable en el campo de la animación de grupos, y en la pedagogía, la educación, y más aún cuando el gran boom de la no directividad se perfila alrededor de 1966 y ocurre en los años 70 al salir de la famosa revolución cultural del 68!

También quisiera añadir que unos años antes, venía de descubrir a Krishnamurti quien también hablaba del discernimiento y de usarlo para liberarse del sufrimiento, de las costumbres, de los obstáculos a la libertad de ser.

¡¡¡Esta casi sincronicidad entre Rogers y Krishnamurti señala que se trata de un avance psicosocial, incluso de una aventura planetaria, por poco que miremos acerca de T. Leary, psicólogo, neurólogo, terapeuta también en los mismos años!!! Época de los «Ángeles vagabundos» y del movimiento hippie.

¡Esto es el contexto!    

 

Anne-Marie

La P.E.A.

El lunes, 25 de abril de 2016

Estimados compañeros PEA y lectores: buenos días,

¡Ya está! ¡lo decidí! Dentro de unos días, podréis leer en este blog las primeras líneas de lo que regularmente voy a escribir para presentar la PEA.

En lugar de escribir un libro, será disponible aquí, bajo la forma de unas publicaciones sucesivas.

No me preguntéis el ritmo, ni siquiera sé si habrá uno...

Lo que sí sé es que debo de escribirlo, es responsabilidad mía y lo voy a hacer.

También lo que sé es que hoy es importante para mí ofrecerlo, por lo cual este trabajo de escritura será disponible en el blog.

Vamos a decir que si os conectáis cada semana en el sitio web, tenéis alguna suerte de ver la continuación de lo que estáis leyendo hoy, excepto durante los periodos de retiro meditativo como por ejemplo en julio.. E incluso... Eso veremos... Hasta quizás haya algo escrito.

¡Me hubiera gustado no escribir nada más, como para hacer un palmo de narices a esta tradición de dejar huellas y sobretodo de haber realizado jerarquías que hacen que hoy en día los que pertenecen a una tradición oral no tienen acceso a algunos conocimientos o a algunos ámbitos de saber! ¡Pero tengo que hacerlo y dejar el palmo de narices que está, a pesar de todo, muy presente! (lol !)

Las primeras palabras abarcarán la no directividad, la empatía y Carl Rogers.

Luego, presentaremos la Pea con la relación cuerpo/mente (psiquismo).

Por fin, veremos el giro que toma, los caminos de reflexión y de escritura que aparecen.

Propongo a los practicantes formados a la PEA que dejen unos comentarios, reflexiones, ideas, puntos de vista... una vez acabado el capítulo.

Entonces, hasta luego y que cuidéis de vosotros mismos y de todos. 

 

Anne-Marie

ENFOQUE HOLÍSTICO P.E.A.

El viernes, 8 de abril de 2016

Estimados compañeros PEA,

Aquí están varias situaciones que señalan que ya es tiempo que se plantee y se explicite de nuevo con claridad la orientación de LSI y las opciones que hoy se han elegido.

 Voy a empezar con un aspecto que raras veces hemos evocado. La mayoría de vosotros, estáis formados a mi única enseñanza y seguramente les sorprendería si descubriríais que casi no tiene nada que ver con las enseñanzas del reiki que encontramos en otras partes.

 Seguí nombrándolo de esta forma porque era como una autorización que otro, en el que tenía confianza, me había dado.

 Sin embargo, diez años atrás, me encontré con el hecho consumado que ya no era posible funcionar así y que tenía que tomar mis responsabilidades y denominarlo según lo que era más justo y más auténtico, presencia empática atenta, tratamientos holísticos, y que correspondían realmente a lo que enseñaba. Fue en este momento cuando nació la PEA.

 

 En alguna época, comencé a abrir un consultorio, certificado por la asociación internacional de psicoterapia y somatoterapia fundada por el Dr. Meyer, y que yo denominé terapia energética espiritual : TES, lo que figura, si me lo recuerdo bien, en mi primer libro que se refería a los principios. Ya tomaba distancia con el reiki.

 Y luego apareció toda esta caza de brujas, que de repente hizo que quien enseñaba reiki fuera un gurú peligroso, y ¡qué sé yo! alguien socialmente reprensible, inaceptable, etc. Entonces, mi espíritu rebelde se plantó en la gratitud que sentía por el Reiki y continué reclamando, por ejemplo, su valor.

 Hoy eso ya no es de actualidad, a lo mejor para mí, manifesté mi apoyo y participé para su habilitación.

 

 Necesitamos diez años para encontrar un acuerdo y decidir juntos que sólo guardaríamos el término de PEA. Por lo tanto, os recuerdo que cada uno de vosotros decidió y dio su consentimiento para que se tratara de PEA y, hoy, se trata para cada uno de responsabilizarse con ello. Claro está, el término reiki sigue presente en el sitio web y, está muy bien así, pero todos estáis formados al reiki pea y sobretodo, hoy y con la co visión cada año, a la pea.

 

 O sea, para que eso se quede aún más claro y sencillo, a partir de ahora, voy a nombrar mi práctica, ésta a la que siguéis formándoos cada año, Acompañamiento holístico PEA, y de eso hablaremos cada vez más en este sitio web, porque se trata realmente de lo que cada uno practica. Es responsabilidad mía.

 

 Que todo beneficie a su Salud

 

Anne-Marie

REIKI p.E.A.

El 1 de diciembre de 2015

 Como la PEA es la referencia para cada practicante de LSI, tomamos partido por no enseñar más el reiki.

No obstante, queda la posibilidad de aprender el reiki PEA con algunos de nosotros, si lo deseáis, tal como lo hemos implementado los años anteriores. Basta con contactarnos.

La práctica de la PEA es suficiente en sí para cuidar de sí mismo y de ajeno, para un acompañamiento holístico arraigado en una presencia benevolente, atenta y no interferente, no directiva.

La PEA se inspiró del reiki en la práctica del autotratamiento, que todavía nos parece fundamental y justo, tal como en algunas técnicas de imposición de las manos.

Para lo demás, es el fruto de más de cuarenta años de presencia junto a personas enfermas, de búsquedas y de aventura interior.

 

Encontrará en este sitio web un vídeo sobre el reiki PEA que no está en absoluto en contradicción con lo que está escrito más arriba. Lo rodamos para un congreso reiki en el que nos pidieron que presentemos nuestro método. Sigue a la orden del día.  

 

Que los que me enseñaron el reiki y los con quien caminé en esta práctica, reciban toda mi gratitud. 

 

Anne-Marie

AL SALIR DEL RETIRO

El domingo, 25 de mayo de 2014

«Estimados compañeros PEA, 

Al salir del retiro, estoy mirando lo que nos queda más o menos pendiente para la progresión de nuestro camino juntos. 

Hemos propuesto unas fechas que figuran en el sitio web, en la página de inicio.  

Me gustaría compartir lo que siento hoy sobre esta evolución en el camino. Siempre me parece indispensable encontrarse solo, contemplar lo que aparece sin intervenir, sin interferir...

Y, al mismo tiempo, resulta importante que podáis trabajar juntos sobre unos ejes determinados. ¿La exploración personal de algunos tienen ecos para otros? 

Entre vosotros, algunos han optado por una vía solitaria, pero no es incompatible... 

Dejemos tranquilamente el tiempo de la reflexión. Si podéis hablar de ello entre vosotros, sin duda la introspección se profundizará... 

Descubrí algunas cosas que me encantaría compartir con vosotros. 

Hasta luego. Que todo beneficie a su Salud. “

Anne-Marie